Estufa combustión directa

Se caracterizan por usar cámaras de combustión eficientes, materiales aislantes, poseer elevada transferencia de calor, con adecuado diseño geométrico y correcto flujo de aire (Still, 2009).

  • Se reportan ahorros energéticos que van desde el 30% hasta el 60%, medido en campo (Berrueta et al, 2008).
  • La reducción de emisiones va desde el 80% al 90% comparado con el fogón tradicional (Masera et al., 2007; Smith et al., 2007).
  • En el ámbito de la salud, reducen desde un 30% hasta un 50% el riesgo de contraer diversas enfermedades (Romieu et al., 2009).

Gasificadores

En los últimos cinco años han experimentado su mayor desarrollo.

  • Este tipo de estufas utilizan chips de madera o pellets como combustible y pueden o no tener un ventilador. Proveen entre 1 y 3 kW de potencia con eficiencia de entre 35% y 40%.
  • Estas tecnologías se pueden clasificar en tres tipos: a) gasificadores tipo TLUD (Top-Lit Up-Draft) y AVUD (Another variation Up-Draft), b) con inyección forzada de aire secundario y c) de combustión a baja temperatura, como la turbococina desarrollada en El Salvador.

Estufas de biogás y otros biocombustibles procesados

Las estufas de biogás presentan una combustión limpia.

  • Su principal fuente es el estiércol animal y, además de producir energía, generan abonos y reducen el riesgo de los patógenos.
  • Las estufas de etanol se han promovido en la India, Nigeria y otros países africanos.
  • En la India utilizan etanol de baja concentración (50%), y en Nigeria usan etanol en gel para minimizar los riesgos de explosión.

Estufas híbridas (o multiservicio).

Recientemente se ha desarrollado de manera rápida esta tecnología cuyos modelos generan calor y proporcionan agua caliente o energía para otros fines.

  • Una reciente innovación tecnológica en esta categoría es la generación de energía eléctrica mediante el efecto termoeléctrico.
  • Este tipo de estufas se han probado en Nepal, India y Honduras

Estufas Solares

Pueden ser usadas en áreas donde la energía solar es abundante la mayor parte del año.

Existen tres tipos de estufas solares:

  • PANEL: usan papel reflectante adherido a un plástico, madera, metal o soporte de cartón que se dobla en forma de coraza para captar la radiación solar. Se puede calentar una olla a temperaturas entre 121°C y 177°C.
  • DE CAJA: el principio de funcionamiento es similar al anterior. Son más grandes y menos portátiles. Tienen capacidad para varias ollas y pueden alcanzar temperaturas entre 177°C y 204°C.
  • PARABÓLICAS: concentran la luz solar en un foco común, la olla. Pueden alcanzar temperaturas mayores a 232°C.

(http://www.cleancookstoves.org)