Biocombustibles Solidos

¿Qué son?

¿QUÉ SON LOS BIOCOMBUSTIBLES SÓLIDOS?

Son aquellos combustibles (leña, carbón vegetal, residuos agrícolas y forestales, pellets, briquetas) que mediante la combustión directa o previa gasificación o pirólisis, generan calor y electricidad. Se clasifican en:

  • Leña (para uso residencial): los usos finales más difundidos de la leña dentro del sector residencial son la cocción, la calefacción y el calentamiento de agua. La leña proviene normalmente de árboles y arbustos localizados tanto en bosques naturales como en áreas agrícolas aledañas a los poblados. En muchos países industrializados el uso de leña también es muy amplio, particularmente para la calefacción de los hogares.
  • Carbón Vegetal: se produce con madera proveniente de varias fuentes, incluyendo leña de cambios de uso del suelo, del manejo de la regeneración de árboles en bosques naturales y de plantaciones forestales. Alrededor del 20% del peso original de la madera se convierte en carbón vegetal, mientras que el resto de la masa es liberada en forma de vapor y gases; así el carbón vegetal tiene alrededor del doble del contenido energético y sólo una cuarta parte del peso de la madera original, lo que hace más fácil su transporte y almacenaje.
  • Pellets y Briquetas: son biocombustibles densificados, elaborados principalmente a partir de aserrín y en la actualidad se esta expandiendo el uso de residuos agroindustriales como materia prima. La elaboración incluye los siguientes procesos: secado, reducción de tamaño y densificado. Con esto se aumenta su poder calorífico, densidad energética y eficiencia de combustión; se facilita su almacenamiento y manejo –que pueden ser totalmente mecanizado– y se hace viable su transporte a muy largas distancias (incluso transcontinentales). El crecimiento del mercado mundial de biocombustibles sólidos procesados ha llevado a los fabricantes de equipos de molienda, secado y densificado a ofrecer equipos y plantas completas, con capacidades desde 0.1 hasta 50 t/h, que son aptos para las más diversas escalas de producción y materias primas.

Tecnologías

ASPECTOS DE SUSTENTABILIDAD Y ENFOQUES EN MÉXICO

Problemas y Soluciones

TECNOLOGÍAS

  • Leña
  • Carbón Vegetal
  • Pellets
  • Briquetas:

ASPECTOS DE SUSTENTABILIDAD Y ENFOQUES EN MÉXICO

  • Leña
  • Carbón Vegetal
  • Pellets y Briquetas:

PROBLEMAS Y SOLUCIONES

PROBLEMAS

Leña

  • El consumo global de leña ha aumentado levemente en las últimas 2 décadas, como resultado de un balance entre el aumento de la población consumidora en los países más pobres y la penetración de otros combustibles domésticos como el gas LP y el queroseno en los sectores urbanos de países como India y China. La sustentabilidad del uso de la leña puede verse afectada cuando la extracción de madera es mayor que la regeneración natural, lo que puede contribuir a la deforestación. Se estima que en México alrededor de 28 millones de personas dependen de la leña para satisfacer sus requerimientos energéticos para cocción, calefacción y otras necesidades (Masera et al., 2006). La leña también se usa en pequeñas industrias rurales como tabiqueras, panaderías, talleres alfareros, entre otras.
  • En México se consumen alrededor de 18 millones de toneladas de materia seca de leña (tMSL) (Masera et al., 2010). La mayor parte de los usuarios seconcentran en las zonas indígenas y en los municipios que corresponden a las zonas Centro y Sur de México. Para reducir los impactos asociados al uso tradicional de la biomasa se han desarrollado estufas de leña (Díaz et al., 2011) que pueden entregar la misma cantidad de energía térmica pero con mucha menor demanda de leña que con los fogones tradicionales.
  • Estas tecnologías además permiten reducir las emisiones de gases contaminantes, disminuir la presión sobre los recursos leñosos y contribuir al mejoramiento económico de los usuarios.

Carbón Vegetal

  • A medida que la población crece, aumentan también las necesidades de leña en las zonas rurales. El uso de leña tiene serios inconvenientes para la salud de las personas si se utiliza en fogones tradicionales, además de ser ineficiente si se la utiliza con elevados contenidos de humedad para la obtención de energía térmica. Por otro lado, en las zonas rurales se está comenzando a utilizar combustibles fósiles, como el gas natural o el queroseno, debido a su expansión comercial y facilidad de uso.
  • El carbón vegetal no tiene los efectos negativos de la leña, tiene mayor estabilidad energética, es más fácil de transportar y es más barato que el gas y el queroseno, que son todavía demasiado caros para muchos usuarios. Además, es una fuente importante de ingresos para poblaciones rurales y periurbanas (FAO, 2010). La producción de carbón vegetal se incrementó a nivel global en un 50% entre 1989 y 2008, África y América del Sur son los principales consumidores con alrededor del 50 y 30% del total de la producción respectivamente (FAO, 2010).

SOLUCIONES

Pellets y Briquetas

  • El crecimiento de la población mundial y la búsqueda por satisfacer sus estándares de vida y de confort, resulta en un incremento del uso de energía (Jradi & Riffat, 2014). Esta situación implica mayor uso de combustibles fósiles y un considerable impacto ambiental. De esta forma, el precio de dichos combustibles esta en constante aumento y es necesario diversificar las fuentes energéticas. En México, el uso de biomasa para la producción de pellets y briquetas permitiría sustituir una parte importante de los combustibles fósiles (diesel y combustóleo) consumidos por la industria, lo cual podría mitigar el cambio climático y mejorar la seguridad energética.