¿Los productos reciclados son de menor calidad?: 5 mitos sobre el reciclaje

A pesar de los grandes esfuerzos de diversas organizaciones públicas y privadas por fomentar el recicla     je de residuos, en la sociedad sigue existiendo una gran apatí     a y resistencia, ya sea por ignorancia o desidia.

 

Existen una serie de creencias urbanas erróneas      sobre el reciclaje que van desde “Cuesta más reciclar que fabricar algo nuevo” hasta “¿Para qué separar si al final todos los residuos se mezclan?”

Si alguna vez te han pasado por la mente alguna de estas dos ideas, te invitamos a seguir leyendo para conocer la verdadera historia detrás del reciclaje y a      descubrir      que, en muchas ocasiones solo se trata de excusas      para evadir la responsabilidad      de reciclar sus residuos, que en tiempos del cambio climático, resulta ser clave en el cuidado del medio ambiente     .

 

A continuación, te compartimos 6 mitos sobre el reciclaje de residuos:

1. CUESTA MÁS RECICLAR QUE FABRICAR ALGO NUEVO

El costo económico y ambiental de la extracción de materias primas para fabricar nuevos productos supera al del reciclaje. Además, en el reciclado de materiales se ahorra energía, agua y se reduce la contaminación que supondría la obtención y tratamiento de las materias primas.

Ejemplo de ello es que en países como España, durante 2018 se evitó la emisión a la atmósfera de 1.6 millones de toneladas de CO2, se ahorraron 1.45 toneladas de materias primas y se evitó el consumo de 20.3 millones de m3 de agua.

2. CON TANTOS CONTENEDORES DE TANTOS COLORES…ES FÁCIL CONFUNDIRSE

Es cierto que existen muchos colores para identificar el tipo de residuos que deben ir en cada contenedor. Sin embargo, existen esquemas que indican qué residuos deben ir en cada uno, aunque al principio es difícil confundirlos, con la práctica diaria seguramente ya no será tan complicado.

3. PARA QUÉ SEPARAR SI AL FINAL TODO SE MEZCLA

Existen vehículos especializados en grupos de residuos, como aquellos que cuentan con un compartimento que facilita la recolección de diferentes tipos de residuos sin que se mezclen.

También es falso que los residuos acaban mezclados en las plantas de reciclaje. Estas siguen un proceso de selección y clasificación de la basura, no sólo por el tipo de residuos (plástico, orgánico, vidrio), sino también por la clase de material, seleccionando y diferenciando entre los distintos tipos de plástico, por lo que todo el trabajo de separación realizado en casa o en el trabajo es necesario.

4. LOS PRODUCTOS RECICLADOS TIENEN MENOR CALIDAD QUE LOS PRODUCTOS “NUEVOS”

Muchas empresas utilizan un porcentaje de materiales reciclados como materia prima de sus productos.

Por ejemplo, con 80 latas de refresco se puede fabricar una llanta de bicicleta; seis envases “briks” se pueden transformar en una caja de zapatos y con 22 botellas de plástico se puede fabricar una camiseta.

Entonces, ¿de dónde viene este mito?

Hace décadas, cuando nacieron los procesos de reciclaje, la tecnología era mucho más limitada. En la actualidad, los propios fabricantes invierten tiempo y recursos en nuevas medidas de ecodiseño que, además de reducir el impacto ambiental de la fabricación, facilitan el reciclaje del último eslabón de la cadena, los residuos.

3. PARA QUÉ SEPARAR SI AL FINAL TODO SE MEZCLA

Existen vehículos especializados en grupos de residuos, como aquellos que cuentan con un compartimento que facilita la recolección de diferentes tipos de residuos sin que se mezclen.

También es falso que los residuos acaban mezclados en las plantas de reciclaje. Estas siguen un proceso de selección y clasificación de la basura, no sólo por el tipo de residuos (plástico, orgánico, vidrio), sino también por la clase de material, seleccionando y diferenciando entre los distintos tipos de plástico, por lo que todo el trabajo de separación realizado en casa o en el trabajo es necesario.

4. LOS PRODUCTOS RECICLADOS TIENEN MENOR CALIDAD QUE LOS PRODUCTOS “NUEVOS”

Muchas empresas utilizan un porcentaje de materiales reciclados como materia prima de sus productos.

Por ejemplo, con 80 latas de refresco se puede fabricar una llanta de bicicleta; seis envases “briks” se pueden transformar en una caja de zapatos y con 22 botellas de plástico se puede fabricar una camiseta.

Entonces, ¿de dónde viene este mito?

Hace décadas, cuando nacieron los procesos de reciclaje, la tecnología era mucho más limitada. En la actualidad, los propios fabricantes invierten tiempo y recursos en nuevas medidas de ecodiseño que, además de reducir el impacto ambiental de la fabricación, facilitan el reciclaje del último eslabón de la cadena, los residuos.

Vidrios y metales pueden reciclarse indefinidamente sin perder calidad, aunque no es una propiedad común de todos los materiales tal es el caso del papel, que en cada reciclado se dañan diminutas fibras de su composición.

5. ¿POR QUÉ TENGO QUE SEPARAR Y RECICLAR SI YA PAGO PARA QUE LO HAGAN?

Es importante dignificar el trabajo de quienes recogen y reciclan nuestros residuos.

El costo del servicio se divide en el mantenimiento de los vehículos de recolección y salarios de quienes realizan esta labor, pero es importante mantener sus condiciones de salubridad y seguridad, lo cual podemos hacer desde nuestras casas al separar los residuos adecuadamente.

Sin embargo, además de desmitificar el reciclaje es necesario apostar por un enfoque de “CERO RESIDUOS”, disminuyendo el consumo de productos que no necesitamos y elegir aquellos que no usen empaques de difícil disposición.

Publicado en Recursos.